El Circo en Palabras de Juan Pablo Cardona

Juan_Pablo_Cardona_persona_entre_cortinasJuan_Pablo_Cardona_persona_entre_cortinasJuan Pablo Cardona fotografía el Circo: Persona entre cortinas y carpas

Go to English version

La serie fotográfica "El Circo" cuenta con unidad formal y definición narrativa que abre la puerta a dos lecturas complementarias: "El Circo como espacio mágico y melancólico" y "El Circo como arena de trabajo". Este es ya un trabajo sólido, pero que continúa abierto en constante desarrollo.

El interés genuino detrás de las imágenes es documentar con emoción la vida de la gran familia que conforma un circo, así como su transitar en estos momentos de complicado cambio, tan complicado incluso, que puede significar el fin de la era de lo que yo considero el show más maravilloso del mundo, en México.

El circo no cuenta con un lugar de arraigo, un lugar fijo, sino que viaja continuamente entre Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y el Estado de México, lo cual los hace vivir al día, siguiendo el modo y la tradición heredados por los abuelos, lo que se traduce ya en setenta años montando y viviendo entre carpas.

Sin embargo, no sabemos si el circo que nuestra generación ha conocido y aún reconoce pueda seguir adelante, puesto que cada día pierden terreno ante leyes impulsadas por grupos políticos que lo único que buscan es un beneficio publicitario, mediante el uso de mensajes incoherentes sobre temas polémicos.

No es de mi interés retratar la ilusión que se produce en la Arena, ni los actos fantásticos iluminados, sino desarrollar la ilusión fotográfica, que se produce por medio de contrastes, claroscuros y contraluces.

Por otro lado, no me es posible, ni deseo siquiera, evadir los lugares comunes de ese universo fascinante: la atmósfera de seducción, el ilusionimso y la magia, la libertad y la fantasía; el rastro de tristeza que queda en la memoria.

Después de todo...así es mi Circo

Juan Pablo Cardona - Julio 2015

 

Adquiere obras de "Circo"                           Regístrate para recibir noticias de Juan Pablo